Gracias a Eugenio Blanco, gerente de Imperio Airsoft (IA) y patrocinador de ASES Airsoft nos llega esta replica para su análisis.

La réplica en cuestión es la shotgun 112 de Umarex, una escopeta idónea para llevar como secundaria por su reducido peso y su no excesivo tamaño.



Tras abrir  la caja nos encontramos con la escopeta y las instrucciones. Seria conveniente la inclusión de un tico tico para cargarla, ya que es necesario para ello.



La primera impresión puede ser decepcionante, pero en realidad al cogerla se nota un tacto robusto. Tiene ciertos detalles que hacen a la réplica de Umarex diferente al resto de escopetas que hay en el mercado. El material utilizado para su fabricación en su totalidad es el ABS.

Uno de los detalles de la replica es el sistema de seguro, se trata de una mecanismo de doble accionamiento: tiene una palanca en ambos lados de la replica, que se mueve hacia delante o atrás para liberar el seguro.





Centrémonos en la zona del guardamanos, puede parecer un poco ancho para algunos jugadores (siempre según gustos). Al montar la replica la corredera va muy suave, cosa que favorece la recarga de la réplica. Además el esfuerzo realizado es menor que en otras escopetas y nuestros brazos lo agradecerán. Esto también facilita hacer los disparos con mayor rapidez



Se echa de menos el realismo de los cartuchos, como bien podemos ver en las fotos, el hueco de admisión de los cartuchos se abre como en otras réplicas, pero es meramente ornamental.





El cargador de la réplica es una “varilla” que podemos sacar por la parte delantera, apretando un botón y tirando de ella. El cargador tiene una capacidad de 50 bolas aprox.






Uno de los detalles que sorprenden en esta réplica es poder elegir 1 o 2 bolas en cada disparo, moviendo solo el punto de mira trasero.




Es aconsejable el uso de 2 bolas solo para espacios muy reducidos o cqb, ya que el alcance con 2 bolas no supera los 15-20 metros siendo con una bola 25-30 metros como mucho su alcance máximo, no es una replica con un disparo preciso.

Otra desventaja de esta replica es la potencia, mirando por el hueco de expulsión de los cartuchos (en la real), se puede apreciar el nozzle, demasiado grande y largo y una de las posibles causas de una potencia reducida.

Una vez probada con Bb’s X-treme bio de 0,20 solo consigue una velocidad de salida de 218-220 fps por disparo, usando solo el tiro simple, con el disparo doble la velocidad de salida es menor.




En definitiva, es una replica peculiar y con la que nos divertiremos jugando en entornos cerrados, su reducida potencia (0,5 J) permite una recarga sin mucho esfuerzo y el selector de disparo de 1 a 2 bolas hace que sea más atractiva, aunque se encuentre en clara desventaja si se usa en campo abierto frente a replicas primarias o frente a otras escopetas manuales como la Double Eagle.

Agradecimientos a Imperio Airsoft.

Texto FAR y shinobi
Fotos Shinobi