Hay muchas réplicas en airsoft de la famosísima creación de Pietro Beretta, adoptada como pistola reglamentaria en ejércitos cuerpos policiales de medio mundo por su fiabilidad y dureza, amen de su sempiterna presencia en toda película de acción que se precie (Chow Chun Fat las lleva a pares), pero de entre todas las marcas que las fabrican solo una de ellas la recrea con total realismo sin subirse a la parra en el precio y totalmente apta para jugar en cualquier tipo de campo. Estoy hablando de la nueva versión de la M9 hecha por KSC :



Asi vista no dice gran cosa, una M9 como tantas otras y tal... Pero centrémonos en los detalles, empezando por los marcajes:




Son los que llevan las M9 del US ARMY, ni mas ni menos. Pero al amartillarla vi esto:



Y los detalles no acaban aquí:



He aqui la pestaña extractora de las vainas, no recreado en otras réplicas, posiblemente en las WA (no estoy seguro del todo), detalle compartido con otras réplicas de la misma marca y que para mí es de chapó

Lo que estropea el conjunto es esto:



La primera versión de esta réplica venia con un juego de cachas con los marcajes de Pietro Beretta, pero esta es la versión taiwanesa. Intuyo que no es dificil conseguirlas.

Es mas elegante este marcaje de fábrica, visible solo cuando desmontamos el carro:



Detalle de las alzas con sistema de tres puntos:



Hablamos de una réplica metálica en un 90%, solo el cañon externo es de ABS. La corredera también es metálica, como puede verse en esta foto:



Aqui se ilustran perfectamente las dos razones que me convencieron para adquirirla: por un lado el roce del seguro demuestra a todas luces que estamos ante un metal muy ligero, nada que ver con el pot metal ni los acabados cutres de las réplicas chinas; y por otro, el desamartillado no solamente es funcional, también el martillo percutor lo es al 100% al permanecer mas escondido en su posición final que en las réplicas de WA, un 40% mas caras y mas delicadas que este hierro.

Sin rastro alguno de holguras, la réplica no resulta especialmente pesada contra todo pronóstico. Al montar la pistola en vacio y pulsar la palanca de retenida liberando el carro, este vuelve con un contundente sonido metálico y una energía equiparable a mi Hicapa 4.3 de Marui, algo también muy llamativo en una réplica metálica.

Unas fotos del desmontaje básico o field strip:



Detalle del cañon, muelle recuperador y corredera:



Dos fotos del sistema de Hop up, similar al anterior modelo de M9 no metálico (el pelo lo he visto en la foto, palabra):




Y unas fotos detalle del cargador system 7, que ademas de aprovechar mejor el gas no rebosa en la carga una vez lleno:






En cuanto al rendimiento...
El retroceso en vacio es demoledor, toda una experiencia para los sentidos. De hecho es tan fuerte que tuve que llevarme otra M9 ya que de la primera saltó la pestaña decorativa mostrada en la foto de mas arriba, que va pegada directamente a la corredera (único punto negativo, los controles de calidad de las réplicas de Taiwan deja mucho que desear... avisados quedais)
En cuanto a potencia de salida, no bajó en crono de los 350 FPS, con lo que sería obligatorio el uso de gas de verano para jugar en sitios muy cerrados. Para campos grandes, el alcance es muy bueno una vez regulado el hop, consiguiendo un tiro tenso hasta casi los 30 metros.

RESUMIENDO


Pros:
Metálica pero no pesada
Detalles de funcionamiento realistas y funcionales
Marcajes excelentes y abundantes
Rendimiento mas que bueno

Contras
Cachas con marcajes falsos
Potencia excesiva para interiores
Piezas cutremente pegadas (puede ser de la serie, pero conviene vigilarlo; en mi anterior M9 HW de la misma marca perdí la aleta del seguro y tuve que hacer un apaño con una de WE, asi que conviene revisar y apretar los mini-allen de las mismas, que parece que vienen bién de serie, pero aconsejo revisarlos tras cada partida)

Por lo demás, una excelente réplica para todos los Beretta-lovers con un rendimiento que da miedito y unos acabados absolutamente geniales. Solo falta ver que tal se porta en el campo...

Texto y fotos: Loco Ivan