Hugo Borchardt, inventor de la pistola homónima, nació en Magdeburgo en 1844. Cuando cumplió los dieciséis años se trasladó a Estados Unidos en busca de fortuna y, en efecto, en el Nuevo Mundo inició su carrera como diseñador de armas cuando entró a trabajar en 1865 en la Pioneer Breechloading Arms Company, en Trenton (Massachussets). La quiebra de esta empresa, acaecida a los pocos años, le llevó a buscar nuevos horizontes. Borchardt, que se había nacionalizado estadounidense, trabajó en la fábrica de máquinas de coser Singer Sewing Machina Company, pero enseguida volvió al sector de las armas al hacerse contratar por la firma Colt y, después, por Winchester, para la que se dedicó a diseñar un revólver que debía competir comercialmente con una carabina de acción de palanca creada por Colt. El proyecto auspiciado por Borchardt consiguió su objetivo: Colt abandonó la idea de la carabina de palanca, pero Winchester hizo lo miso con su intención de fabricar un revólver.
Borchardt abandonó Winchester en 1876 y entró en la compañía Sharps, para la que diseñó el fusil Sharps-Borchardt, pero en 1889 decidió volver a Europa, instalándose en Budapest: Allí empezó a colaborar con el Arsenal Militar húngaro, donde tomó contacto con el sistema de automatismo de la nueva ametralladora Maxim. Esta experiencia le dio la idea de desarrollar una pistola semiautomática, la primera de la historia, para lo que regresó a su país natal y llegó a un acuerdo comercial con la empresa de Ludwig Loewe, con sede en Karlsruhe. Borchardt consiguió la primera patente alemana para su pistola el 9 de septiembre de 1893. Siguiendo las instrucciones del inventor, la compañía Loewe construyó los prototipos de la nueva arma cuyo éxito fue inmediato. No podía ser de otra manera: a principios de 1894 no existía ninguna arma corta parecida a aquélla, cuyos mecanismos de autoalimentación eran absolutamente revolucionarios.

El funcionamiento del arma estaba inspirada en la patente de ametralladora conseguida en 1884 por Hiram maxim y en la acción de palanca de las carabinas de Winchester, aunque aplicadas de una forma distinta: el cañón estaba fijado permanentemente a una corredera interna, que tenía forma de horquilla y en cuyo interior se hallaban las guías por las que discurría el cierre. Éste se componía de tres acciones articuladas, de las cuales la anterior estaba sujeta por su parte delantera al cañón, que podía desplazarse cierto trecho sólo en el sentido de su eje, en tanto que el elemento posterior era solidario a la corredera.
El funcionamiento resultante era muy parecido al movimiento de una rodilla humana: en posición extendida, la “pierna” (el conjunto de tres elementos articulados) estaba rígida y bloqueada, pero durante la fase de retroceso tras el disparo pasaba por encima de un resalte que obligaba a la sección central a levantarse, interrumpiéndose la alineación de las tres partes; la “rodilla” se plegaba y se producía la extracción y expulsión del casquillo vacío. Agotada la energía cinética, un muelle de hoja devolvía el cierre a su posición de bloqueo




La pistola se vendía en un estuche de piel que contenía también algunos accesorios, como los útiles de limpieza. En la actualidad, por un ejemplar completo y en buen estado de conservación pueden llegar a pagarse más de 23.000 euros.


La estética de la Borchardt 1893 es insólita y bastante discutible, pero en ella reside precisamente su atractivo. En cualquier caso, en su época fue una verdadera joya de la mecánica, y todavía hoy los coleccionistas están dispuestos a pagar auténticas fortunas por hacerse con un ejemplar. La producción de esta pistola fue bastante limitada, sólo 3.000 unidades, a cargo de la compañía Loewe (1.100 piezas) y de Deutsche Waffen und Munitionsfabrik, y concluyó en 1899, cuando estaba a punto de empezar la fabricación de la luego célebre Luger P-08.
La pistola de Borchardt tiene la empuñadura colocada justo en el centro, en una posición muy inusual pero obligada por la situación de los mecanismos y por el propio funcionamiento de éstos. Esta empuñadura, además, es completamente recta, perpendicular al resto de del armazón, lo que da como resultado unas lineas decididamente poco ergonómicas pero indispensables para el correcto funcionamiento del cargador, que ha de estar necesariamente en posición vertical. (La Borchardt fue la primera pistola de la historia que tenía la munición alojada en la empuñadura.)
Otro elemento que contribuye al aspecto tan inusual de esta arma es el bulbo trasero que alojaba el gran muelle recuperador de hoja, que constituyó uno de los principales quebraderos de cabeza del inventor alemán. Éste probó diversas configuraciones para esconderlo en el interior del arma o, al menos, hacerlo menos conspicuo, poro no tuvo otro remedio que servirse de él.

Era un arma sólo para diestros, ya que el armado se hacía tirando de una palanca, igual que en la Lugar, pero, a diferencia de ésta, el pestillo no se encontraba a ambos lados del armazón, sino sólo en el izquierdo. De este modo, para poder montar la pistola, un tirador zurdo se veía obligado a cruzar los brazos, arriesgándose a tocar la rótula del cierre. Además, tanto el pulsador de liberación del cargador como el seguro estaban también en el costado izquierdo, y resultaba harto difícil llegar hasta ellos con la mano derecha cuando se empuñaba la pistola con la izquierda



FICHA TÉCNICA
Fabricante:.Ludwig Loewe. Berlín, Alemania
Modelo: Borchardt 1893
Calibre: .7,63 mm Borchardt
Longitud del canon: 165 mm, con cuatro estrías dextrógiras
Longitud total: 279 mm
Peso en vacío: 1.160 g
Armazón: De acero fresado
Funcionamiento: por retroceso corto del cañón y cierre de rótula (sistema Borchardt-Maxim)
Sistema de disparo: de percutor lanzado, controlado directamente por una leva del disparador
Seguros:manual en la cadena de disparo
Alimentación:.cargador prismático monofilar de 8 cartuchos
Liberación del cargador: por un pulsador situado en el costado izquierdo del armazón
Cachas: de madera de nogal, cuadrilladas a mano
Elementos de puntería: alza regulable entre los 100 y los 700 metro; punto de mira de hoja montado encima del vuelo del cañón
Acabado: Disponible sólo en versión pavonada en negro