como me aburria en casa me he puesto a hacer un tutorial de como desmontar la escopeta M56A de double eagle


lo primero que hay que hacer es quitar la cantonera de goma que va a presion, y se vera un tornillo de estrella.. que por el buen trabajar de los chinos me venia con la cabeza pasada de rosca, al quitar el tornillo se puede comprobar tirando hacia atras que sale culata y pistolete todo junto


el siguiente paso es quitar la carcasa de plastico del cuerpo, basta con tirar de atras hacia alante y sale sola



ahora ya nos ponemos con la parte delantera, hay que quitar los 2 tornillos que lleva la corredera


y se puede apreciar como se abre en 2 para poder desmontarla


al quitar la corredera vemos en la parte mas avanzada 4 tornillos por los 2 lados, con quitar solo los de arriba de cada lado nos vale


ahora nos vamos a la parte central de la escopeta vemos otro tornillo por cada lado, este tambien lo quitamos


al quitar estos 2 tornillos, recordar uno por cada lado, vemos que se mueve esta pieza hacia alante descubriendo otros 4 tornillos, 2 por cada lado, que tambien los quitamos.


con estos ultimos ya tenemos la carcasa delantera desmontada, basta con tirar hacia alante y dejamos al aire los 3 cañones interiores



ahora quitamos este tornillo que al igual que los anteriores tiene otro semejante al otro lado, estos tornillos son los que sujetan el sistema que hace repartir una bola para cada cañon, y lo que parece ser la camara del hop, pero este es fijo


aqui podemos ver todo desmontado.


en esta foto podemos ver el sistema que usa para repartir las bolas por los distintos cañones, y quitando los 2 tornillos de arriba podemos desmontarla


y desde este punto ya podemos quitar la camara del hop por delante de los cañones y a su vez desmontar los cañones con sus minigomas de hop,


bueno espero que para los propietarios de esta replica os venga bien, ya que tiene telita la primera vez que se desmonta, yo ya lo he desmontado 3 veces y ya se hace solo, pero la primera vez, sin saber por donde se debe empezar tiene lo suyo