EN CONSTRUCCIÓN

UNIFORMIDAD DEL EJERCITO ESPAÑOL 1990-2009

Prefacio

Ante la previsible retirada entre los años 2010-2011 del actual patrón de camuflaje del ejercito español y de la modificación, mejora o sustitución de gran parte del equipo en vigor hoy en día, elaboro este artículo antes de que el tiempo borre el recuerdo de estos modelos que más o menos inalterados sirvieron en el ejercito español por más de veinte años.

En este artículo vamos a limitarnos a la uniformidad de campaña y equipamiento mimetizados del Ejercito Español obviando el resto de uniformes como pueden ser los de gala, o los ordinarios de diario popularmente conocidos como “de bonito”, también pasaremos por alto, algunos uniformes tradicionales aun en uso en ciertas unidades, como el sarga de la Legión o el color garbanzo de los regulares, así mismo no nos centraremos en particularidades como el color de las boinas o distintivos específicos. Enfocaremos el análisis al conjunto de prendas y equipamiento común a la práctica generalidad de todas las unidades y cuerpos.

Debajo de estas líneas se puede observar los antiguos modelos a los que que el nuevo uniforme vino a sustituir, de izquierda a derecha, Infante del ejercito de tierra de los años 1960-1970, como se puede ver el soldado va uniforme color Kaki-Verde Oliva, lleva el casco modelo Z42, porta las antiguas trinchas, sus botas se abrochan mediante hebillas y va armado con el antiguo CETME C, el siguiente ejemplo es un Caballero Legionario Paracaidista de la misma época, se observa el cambio de color del uniforme, así como su distinto corte, también lleva trinchas, en este caso una copia exacta de las usadas por el ejercito estadounidense en la época, de su brazo izquierdo pende un casco modelo M1 también copia del original estadounidense, el tercer ejemplo es un infante de marina, todo su equipo exceptuando los porta cargadores son de procedencia norteamericana, en último lugar tenemos un miembro de las antiguas Compañías de Operaciones Especiales, C.O.E.S. sus trinchas y complementos son análogos al infante de tierra ordinario, la mayor diferencia estriba en su uniforme mimetizado de diseño "ameba".  A todos estos uniformes vino a sustituir el nuevo modelo.

 

  

EL UNIFORME

Evolución, desarrollo y descripción

El actual uniforme vestido por nuestros militares ha ido evolucionando desde finales de los años 80 del siglo pasado a los modelos actuales, su corte básico ha permanecido más o menos inalterado a los largo de casi 20 años, periódicamente han ido cambiando pequeños detalles que se modificaban para en algunos casos volver a los modelos anteriores en los siguientes lotes, por ejemplo en la disposición de bolsillos y su número (especialmente en los pantalones) o el sistema de ajuste de la cintura de los pantalones. En su confección se cumplen todos los estandares de la OTAN, en cuanto a materiales pruebas de resistencia, etc, etc. además por supuesto de la normativa ISO. Se empezó a distribuir a principios de los años 90 del siglo XX a todos los ejércitos, normalizando así el uniforme de combate, del cual existían diferentes modelos en según que cuerpos y unidades.

De izquierda a derecha y de arriba abajo, observamos:

El primer y rarísimo camuflaje español, datado del año 1962, fue usado por la entonces aun novel compañía de zapadores paracaidistas EZAPAC, si observais con detenimiento la imagen os fijareis que curiosamente tanto los colores como la disposición de las manchas es sorprendentemente parecida al vegetato, actual uniforme del ejercito italiano, tanto que vistos de cerca y obviando el tema del pixelado, parecen casi idénticos.

Los cuatro siguientes son del camuflaje conocido como ameba todos corresponden a mediados de los años 1960, fue el primer desarrollo amplio de un mimetismo con el que dotar a todas la fuerzas armadas, los dos primeros son los ameba propiamente dichos, uno con tonos rojizos y otro carente de ellos, los dos siguientes son desarrollo del ameba, comunmente se denominarón como "rocaya" y "lagarto".  Estuvieron en dotación en unidades de élite o de operacíones especiales, como la Legión, BRIPAC, COES, EZAPAC y en algunos casos en UOE´s de la Infantería de Marina.

El último caso es también un camuflaje extremadamente raro, se trata de un patrón con el que se elaboraron basicamente tiendas de campañas, mochilas etc, para todos los ejercitos, también se confeccionó para la Brigada paracaidista, aunque al parecer no en demasiada cantidad, posteriormente el patrón de mimetismo se uso de forma comercial, para elaborar los más variados objetos y prendas para vender de forma privada.

El sucesor directo del ameba fue el patrón de mimetismo conocido actualmente de forma oficial como ERDL, también denominado mimetizado boscoso y popularmente como "mimeta".  la forma y distribución de las manchas son heredadas de los ameba, aunque con el paso del tiempo a disminuido el número de las mismas y ha aumentado su tamaño, el primer modelo se distribuyo en las COES en el año 1982 pero no fue distribuido al resto de los ejercitos y normalizado su uso hasta 1991.

Bajo estas líneas se puede observar la variación que ha sufrido con el paso del tiempo, de izquierda a derecha, uniforme del año 1991, el siguiente del año 2000, podemos observar el cambio de tonalidad en los colores y la lígera disminución de manchas, además el escudo de la gorra va en amarillo, el último ejemplo es del año 2008, está fabricado en tejido ripstop, el escudo de la gorra es negro, además el color predominante es el marón y las manchas han aumentado aun más su tamaño.

El modelo Actual

Todos los modelos están compuestos principalmente de algodón y poliamida, los porcentajes comunes suelen ser del 70% y 30% respectivamente, aunque esta cifra sufre pequeñas variaciones según modelo e incluso lotes, el gramaje (grosor) de la tela también varía, por ejemplo, el modelo de Infantería de Marina es bastante más grueso que el ordinario del Ejercito de Tierra, además hay versiones de invierno por tanto más gruesas y de verano, bastante más ligeras.

Esta confeccionado en tejido anti-desgarros, dicho textil esta compuesto por miles de pequeños cuadraditos que evitan, que en caso de rotura o perforación de la tela, este desgarro siga extendiéndose, su nombre técnico es teletón trama 1e1, denominado también de cuadrillé o cuadradillo. Todas las costuras son reforzadas.

Se elabora en diferentes patrones de camuflaje, siendo el más difundido y habitual el boscoso mimetizado español, este tipo de patrón mimetizado se empezó a difundir a finales de los años 80, sus antecedentes más inmediatos los encontramos en los patrones de tipo ameba y rocalla que se idearon en los años 60 y fueron vestidos por diferentes unidades de élite de nuestro ejercito. Otros colores en los que se fabrica son el desierto de seis colores, y en mimetizado Infantería de Marina, que de nuevo vuelve a ser una copia de un modelo estadounidense, en este caso el clásico woodland.

  • La camisola

La camisola o chupita como es popularmente conocida, es de corte clásico holgado, se cierra mediante cinco botones a sus respectivos ojales, todo ello interior para evitar los posibles enganchones, esto es común a todas las prendas y a los cierres de todos los bolsillos. Las boca mangas también se cierran mediante botones, en los codos lleva un refuerzo elaborado del mismo tejido que el resto del uniforme. Lleva dos bolsillos a la altura del pecho, actualmente en muchos cuerpos el cierre de los mismos se realiza mediante cierres de presión (los conocidos como “automáticos”) de latón recubierto de plástico, en sustitución de los botones, en algunas unidades incluso estos cierres son sustituidos por velcros.

En la manga izquierda va situado un bolsillo para bolígrafos y similares, en este caso el cierre siempre es por “automáticos”. Sobre la manga izquierda, por encima del bolsillo porta-boligrafos, va cosido el distintivo de nacionalidad, consistente en una pequeña bandera rojigualda. También en los modelos más recientes encontramos tiras de velcro de diferentes tamaños, cosidos en distintos lugares de mangas y pecho, para portar divisas, identificaciones etc etc.

Se distribuye en varias tallas, cinco principales, numeradas del uno al cinco, subdivididas a su vez en C (corta), N (Normal) y L (Larga), destinadas al personal masculino y P (Pequeña), M (Mediana) y G (Grande), para el personal femenino.

  • El pantalón

El pantalón tiene la misma composición en materiales que la camisola, lleva cinco trabillas, para el paso del cinturón, según el año de fabricación y lote se cierra por uno o dos botones, en las últimas distribuciones solamente por uno, lleva una cremallera de tipo ancho actualmente de materiales plásticos muy resistentes, aunque también es posible encontrarla fabricada en metal, el pantalón tiene refuerzos realizados en la misma tela que el resto del uniforme, en rodillas y entrepierna, lleva cinco bolsillos uno en la parte trasera, dos a la altura de la entrepierna y otros dos mucho más amplios en las perneras, todos ellos cierran mediante dos automáticos.

Las tallas en las que se distribuye son homólogas a las del resto del uniforme.

Modelos y variantes

Básicamente podemos reducir a tres las subvariantes del modelo básico, el modelo normal, el desértico y el de Infantería de Marina. Sus diferencias estriban en el gramaje de la tela con la que están confeccionados y por patrón de camuflaje, por lo demás son virtualmente iguales.

De izquierda a derecha vemos el uniforme con el que se equipo a nuestros soldados en la I Guerra del Golfo junto con las extremadamente raras botas Iturris de patrón 6 colores desértico, este calzado es sin duda uno de los objetos más raros y dificiles de conseguir de la equipación española reciente, este camuflaje es una copia del BDU desierto seis colores estadounidense, pero con la peculiaridad de estar reducido su patrón un 20%, muchos de estos uniformes, así como fundas de casco etc, fuerón adquiridos directamente de EEUU ante la premura de la acción bélica.  El siguiente ejemplo corresponde al modelo desértico actual, virtualmente igual al anterior pero confeccionado con tejido ripstop.

El último caso corresponde a un patrón netamente autóctono español, es una variante del diseño ERDL pero en tonos desérticos fue usado por la Infantería de Marina hasta el año 2006, también ha sido usado con ocasión de la II Guerra del Golfo por la EZAPAC.

  • La gorra

La gorra también ha sufrido una evolución desde finales de los 80 hasta nuestros días, principalmente en la longitud de la visera y en los colores del escudo que va en el frontal de la misma. El antecesor directo de la actual gorra, es la gorra vestida durante los años 1950 –1990 por nuestro ejercito, la forma era similar, pero la visera era muchísimo más corta que en los modelos actuales, como anédota, se solía “capar” a las gorras, separando la unión de la visera con la cúpula, además encogían cuando se mojaban, la imagen del veterano de esos años nos los muestra con una gorra con la visera mirando al cielo o directamente tapándole la cara y un par de tallas menor a lo que su contorno craneal indica que deberían vestir.

La actual está fabricada y elaborada con los mismos tejidos que el resto del uniforme en textil de cuadrillé.

  • El chambergo o pamela

El chambergo es una pieza tradicional de la equipación del ejercito español, sus primeros usuarios fueron las tropas legionarias que ya desde su fundación en los albores del siglo XX contaban con esta prenda entre su equipo.

El modelo actual está fabricado en tejido “cuadrillé” con las mismas características y composición que el resto del uniforme, se trata de un gorro de ala circular de igual ancho en los toda la circunferencia

  • Las botas

Como el resto de equipación del ejercito, las botas también han sufrido una evolución a lo largo del tiempo, aunque posiblemente sea una de las partes que menos ha cambiado desde los años 60 del siglo XX. Su mayor evolución se ha dado en los tipos de cierre que hasta finales de los años 90 se realizaba mediante hebillas metálicas, actualmente se cierra mediante lazos y ojales del tipo “rapido”, variando según la época y lotes el número de ojales. Habitualmente las botas son una de las partes del equipamiento más “personalizables” y muchos militares optan por adquirir de manera privada otras marcas de botas comerciales que les resultan más cómodas y funcionales, unidades enteras, sobre todo cuerpos de élite y de operaciones especiales, han deshechado las oficiales Iturri en benefició de otras marcas como Magnum

Tradicionalmente son fabricadas por la marca Iturri, aunque esta empresa tiene subcontratas con otras marcas que también producen botas para el ejercito, las botas son de media caña, fabricadas enteramente en cuero de vacuno flor suave en color negro, acolchada en la boca caña , su suela es de caucho nitrílico con un cosido tipo Good-Year /ilp, el forro interior si ha sufrido un gran avance al estar fabricado en gore-tex o Sympa-tex material que permite la transpiración del pie sin perjuicio de la impermiabilidad de la bota (solo en los modelos más recientes), se abrocha mediante cordones ifnífugos. El modelo comercial se denomina Forestal 2000.

Aunque se ven fotos de soldados equipados con botas de color desierto, tanto con el patrón desierto seis colores, como en color beige liso, no he podido encontrar documentación respecto a marcas o fabricantes de las mismas, lo que da pie a suponer que muchas de estas botas han sido adquiridas de manera individual por los propios militares.

  • El ceñidor

Evolución y desarrollo
Descripción
Modelos y variantes

EQUIPO BÁSICO


El Sistema de Trinchas PECO, el chaleco porta-placas, el Sistema ALTUS y el caso MARTE.

Evolución y desarrollo

Al igual que con el casco, el paso de las trinchas al chaleco supuso un paso enorme en tecnología y sobre todo en ergonomía, para el ejercito español, el antecesor directo de los actuales chalecos ALTUS, es el PECO o Porta Equipos de Combate, que básicamente era un sistema de trinchas fijas, con lo que se ganaba comodidad y portabilidad respecto al anterior sistema que consistía en unos suspensorios o tirantes que enlazaban al ceñidor, donde iban engarzados por distintos sistemas, porta cargadores, fundas, cantimploras y resto de utillaje.

EL PECO

El PECO o Porta Equipo de COmbate se fabrico en un material sumamente resistente al desgaste y que aguanta los  peores tratos e inclementcias del tiempo sin deteriorarse. Se trataba de una evolución de las trinchas usadas hasta el momento y que supuso un gran paso adelante en cuanto a equipación personal.

El ajuste y cerramiento de bolsillos se producía mediante el sistema de trabillas que ya había sido adoptado para los bolsillos de 7,62 del CETME C, bajo mi punto de vista es un cierre realmente incómodo y difícil de manejar especialmente con guantes , como se ve en las imagenes situadas encima de este texto, se fabrico también en el patrón arido 6 colores además de en el mimetizado boscoso.  El sistema es ajustable tanto en altura como en anchura, esta compuesto por dos bolsillos portacargadores centrales cada uno con un capacidad de dos cargadores, estos cargadores eran los espécificos del CETME L, muy similares a los del Colt m16 o a los del HK33 por ejemplo,  a continuación de estos se situaban bolsillos de pequeño tamaño diseñados para contener granadas y objetos de pequeño tamaña como utiles de limpieza, brujulas y similares. 

La parte trasera que unía las dos lados estaba agujereada y servía para poder colgar otros bolsillos y complementos dotados del sistema Alice, por ejemplo y tal como se ve en la foto superior derecha una riñonera y sendas cantimploras.  El PECO era un conjunto práctico y sumamente ligero, ideal para los días calidos, además por su composición se podía "vestir" facilmente por encima del chaleco portaplacas, cosa que con el actual ALTUS, no sucede.  Por desgracia, el tamaño de sus bolsillos imposibilita el llevar cargadores de G36, además, los bolsillos son escasos para las necesidades actuales de transporte de material personal quedandose muy alejado de los chalecos tácticos actuales.

Se trata de un complemento perfecto para nuestra equipación "veraniega" o nuestra reconstrucción del ejercito español, además es relativamente fácil de encontrar en tiendas de militaria españolas a un precio realmente atractivo.

A continuación publicamos un interesantísimo análisis realizado por el compañero YEKOM.
 

Analisis personal del PECO, ergonomía y uso


  
Para empezar, he de decir que es muy cómodo, completamente vacío no pesa nada, y cargándolo a tope, (cuatro cargadores Colt, munición de repuesto, algunas herramientas y todo lo que puedas meterle), sigue pesando muy poco. Además lo puedes ajustar en altura y anchura, por lo que te será muy facial ajustártelo a tu talla y envergadura.

Los cargadores Colt le vienen que ni pintados, como un guante. 
   
Para más comodidad, te aconsejo que remetas las solapas que cubren el portacargadores, por detrás de los cargadores, (yo juego así y es mucho más cómodo, ya que te permite sacar los cargadores rápidamente sin tener que abrir las solapas):


 
Simplemente tienes que remetes las solapas por detrás de los cargadores, de la misma manera que en las fotos.

Y el resultado es este.

Tranquilo, los cargadores no se saldrán solos, no ofrecen resistencia alguna al sacarlos, pero están lo suficientemente fijos como para no salirse solos, puedes correr, tirarte al suelo, arrastrarte, saltar…….y todo lo que quieras, que no se saldrán. Y para muestra, una foto.  También te puedo aconsejar otra cosilla respecto a la altura a la que te puedes ajustar el PECO.

Lo puedes poner a diferentes alturas.
 

Yo lo llevo siempre en su configuración más alta, para mi es mas cómodo y practico, ya que al tenerlo más arriba lo tienes todo más cerca y más accesible, pero vamos, eso es cuestión de probártelo y dejarlo como más cómodo estés.

Lo único es que si lo usas arriba del todo, te sobrará cinta ceñidora por debajo, pero eso tiene fácil solución:

Esta sería la cinta que sobra.


Solo tienes que meterla por el hueco marcado por el círculo rojo.





Y a continuación meterlo entero como indican las fotos.
 
 
Cuando metas toda la cinta, te quedará esto por detrás. Como ves, la flecha amarilla indica por donde ha salido, y la flecha roja por donde lo vamos a meter a continuación.  Una vez metido por donde indicaba la flecha roja, tienes que tirar de la cinta en la dirección que indica la flecha amarilla.


 
Quedando así.  El siguiente paso es enrollar la cinta…




 
Hasta que consigas un rollo que puedas fijar con cinta aislante.  A continuación metes el rollo por debajo de la zona acolchada, (la que sujeto con los dedos) y lo tapas.

 

  
Y el resultado es este. 


Fotos con el PECO puesto, pa que veas como queda
  
Pues eso, si puedes conseguirte uno, para los cargadores Colt están muy bien, y encima es cómodo. La única pega que le encuentro es que tiene poca capacidad para cargadores, solo cuatro, por lo que si quieres llevar más te tienes que buscar la vida, acoplándole al PECO un cinturón, y poniéndole portacargadores extra, (estoy trabajando en algo parecido).

Por cierto, por detrás lleva una pieza agujereada, que es perfecta para colocarle una bolsa riñonera.

EL CHALECO PORTA-PLACAS

El modelo actual ofrece protección del más alto nivel, lleva dos bolsillos en su interior tanto en la parte delantera como en la trasera donde alojar dos placas cerámicas SAPI, por todo su exterior lleva enganches preparados para colocar bolsillos del sistema MOLLE o ALICE.  El ajuste se realiza mediante un fortísimo velcro de especificación militar . Este chaleco tiene una clara inspiración, tanto por patrón de corte, como por ajuste, con los chalecos tipo BlackHawk que la célebre película homónima popularizó en su tiempo.

Se fabrica en diferentes variantes y patrones de camuflaje, siendo el más habitual el mimético boscoso, el árido seis colores y el mimetizado de la Infantería de Marina.  Existen variantes y añadidos al chaleco, como hombreras y adicciones para la protección inguinal.  Además se fabrica con diferentes alturas de "cuello".  El modelo más común y difundido es el que podeis observar en las fotos situadas debajo de estas líneas.  También podeis ver en detalle una de las placas SAPI que equipan este chaleco, así como el detalle de la etiqueta que especifica el nivel de protección de las mismas.

Las versiones más antiguas del chaleco carecían de los enganches MOLLE ya que estaban pensados para "vestir" por encima el PECO, esto se ve claramente en la foto de inicio de esta sección, donde se observa un porta-placas en patrones áridos, con la adicción de hombreras y por encima de el un PECO también en mimetizado desértico.

EL CHALECO TÁCTICO ALTUS


El CASCO MARTE 

Presentación, evolución y desarrollo


En 1985 el Ejercito Español dio un salto tecnológico al pasar de un casco diseñado según los esquemas de principios del siglo XX, a un modelo de futuro que le pondría a la cabeza de los países europeos.

Las diferencias entre el modelo Z42 (una copia del alemán M42) y el MARTE I son enormes, en diseño, material, ergonomía etc. Tanto es así que el diseño del casco fue adquirido por diferentes ejércitos foráneos, siendo el más importante el alemán, parece como si la historia quisiese devolver el favor del antiguo Z42, también es utilizado por el ejercito Holandés, Italiano, Francés, Belga, Austriaco etc etc, Induyco ha fabricado más de un millón de unidades de las distintas variantes del MARTE. Fue en 1985 cuando se empezó a concebir el nuevo casco y 1986 cuando se empezaron a distribuir las primera unidades.

El Casco fue diseñado por Induyco S.A. empresa filial del Corte Ingles, siguiendo los requerimientos del ministerio de defensa, la misma empresa también se encargó y se encarga, de fabricarlo.

Podemos dividirlo en dos partes básicas, el vaso exterior y los atalajes.

El vaso está fabricado en fibra aramídica, resinas y kevlar, la forma a parecido inalterable a través de los cuatro modelos existentes hoy en día, normalmente se distribuye pintado en verde oliva pero existen variaciones para el Ejercito del Aire y la Armada, la pintura es preventiva de los aparatos de visión nocturna, está rodeado de un junquillo de reborde de caucho ignífugo al igual que lo es el resto del casco. Su peso oscila entre los 1000 gr y los 1450 gr. dependiendo del modelo y talla, con el transcurrir del tiempo ha ido subiendo, debido al aumento de protección, aun así mantiene la mejor protección nivel V con pruebas antifragmentos a 600 m, con el peso más contenido de entre todos los cascos europeos.

Se distribuye en los siguientes tamaños:

P – Tallas, 53-55
M – Tallas 56-58
G – Tallas 59-61

Atalajes, zunchos y guarnición. La principal diferencia entre los modelos de MARTE, radica en sus diferentes supensorios y atalajes interiores, así como en la forma del barbuquejo y la manera en la que este se abrocha. Exteriormente esto es visible en el vaso del casco por el número de tornillos y remaches que tiene, este número oscila según los modelos de 3 a 12, en algunos casos los modelos anteriores se reconvierten a un modelo más reciente mediante la sustitución de la guarnición y atalajes interiores, esto provoca el aumento o disminución del número de tornillos y remaches del vaso, en los casos en los que el número disminuye, estos agujeros se tapan con los mismos materiales originales del vaso, lo que hace que los cascos reconvertidos tengan un aspecto granuloso.

Complementos

Tiene la gama de complementos habitual en estas prendas de cabeza, tiras de sujeción, ojos de gato, fundas de diversos diseños y colores como por ejemplo boscoso mimetizado, desierto seis colores, verde oliva OTAN, azul ONU, etc etc, las fundas están equipadas con trabillas en las que poder prender o enganchar material de camuflaje como por ejemplo ramas, hojarasca etc, además existe una funda troquelada que simula estas hojas.

Modelos y variantes

Una de las principales características de este casco es su constante evolución y mejora esto ha dado lugar a que existan 4 modelos diferentes de MARTE y en algunos casos con alguna subvariante. Su principal diferencia como acabo de explicar, se haya en su guarnicionería interior, pasamos a detallar cada a uno los modelos.

  • MARTE I/85

Como su nombre indica se empezó a fabricar el año 1985. Este primer modelo cuenta con 8 orificios para la sujeción de guarnición. El sistema de zuncho y suspensorios, es similar, aunque muy mejorado, a la de los cascos tradicionales más antiguos como el M1 o los primeros modelos del PASGT, ambos estadounidenses, consiste en una tira circular de tejido resistente (zuncho) de la que se enganchan tiras más pequeñas (suspensorios) formando una cúpula, que evita que la cabeza del usuario contacte con el vaso del casco y además amortigua el golpe en caso de impacto. Ambos, zuncho y suspensorio, son regulables en longitud mediante velcros, lo que hace que usuario puede adaptar perfectamente el tamaño. En enganche de la correa al vaso, se realiza mediante una sola tira, esto cambiaría en los modelos posteriores, donde serán dos correas en forma de V. Se regula en longitud mediante hebillas, se abrocha mediante ganchos de forma triangular. El casco en talla M pesaba 1000 gr. convirtiéndolo en el casco más ligero con protección antifragmentos, existente en el mundo en aquellos momentos.

  • MARTE II/85-89

Se empezo a fabricar y distribuir en 1989. Este modelo es reseñable por incorporar por primera vez el kevlar en su composición, material que anteriormente no estaba en su composición. El vaso tiene 12 orificios, es el modelo que más tornillos tiene. La guarnición permanece igual al anterior modelo, exceptuando la inclusión de una nuquera y nuevo enganche de correa lo que provoco el aumento de tornillos de 8 a 12, la correa del barbuquejo está anclada al casco mediante dos tiras en V, se abrocha mediante broches de presión (los comúnmente denominados “automáticos”), estos están diseñados para que se desabrochen a consecuencia de la onda expansiva de una explosión, impidiendo que el usuario del casco se estrangule con la propia correa. Pesa 1150 gr. en el tamaño M

  • MARTE III/95

Como su denominación indica sus comienzos datan de 1985. Exteriormente el cambio más notable es que el acabado que anteriormente era rugoso, es ahora liso, sigue presentando doce agujeros, al igual que el modelo anterior, para la sujeción de los atalajes. La guarnición interior permanece igual que en el MARTE II, con pequeñas diferencias, el enganche de las correa se realiza ahora mediante el sistema de ganchos de presión, además algunos enganches interiores que anteriormente eran de metal, pasan ahora a ser de materiales plásticos.

  • MARTE IV/97

Es el modelo más reciente, esta modificación se empezó a distribuir en 1997, se añade un nuevo material a la composición del vaso, el Twarón, esto hace que el coeficiente de protección balística y anti-impactos aumente hasta niveles alcanzados por muy pocos cascos de combate, superando de largo a cascos como el PASGT, MITCH, ORLITE, etc. Exteriormente es el modelo con menos orificios, unicamente tres. El peso en tamaño M es de 1425 gr. convirtiéndolo en el más pesado de los modelos hasta ahora, aunque aun sigue conservando el liderazgo mundial en la relación peso- coeficiente de protección.

El gran cambio, además de la composición de materiales, en este modelo, es la sustitución de atalajes-suspensorios interiores, rompe con todos los modelos anteriores, no asemejándoselos en nada, es un concepto y diseño totalmente nuevo, en este caso al zuncho se ancla una redecilla que sirve de suspensorio, entre esta red y el vaso se encuentran una serie de piezas de espuma aislante, así mismo la nuquera y el barbuquejo son rediseñados totalmente, ambos están ahora unidos mediante tiras que regulan su ajuste, todos los sistemas de ajuste se mejoran para aumentar el confort del usuario, todo este sistema se sujeta al vaso solamente mediante solo tres tornillos. Otro añadido de este modelo es la adicción a la parte trasera del vaso de una guía metálica, que sirve para soporte de gafas, elementos de visión nocturna, tira de ojos de gato, etc etc.